Escola Voramar

Escola Voramar

La optativa de la materia Emprendeduría busca trabajar un conjunto de valores y actitudes personales como la responsabilidad, la perseverancia, el conocimiento de uno mismo, la autoestima, la creatividad, la autocrítica, etc. Este autoconocimiento debe ayudar a llevar a cabo proyectos de trabajo colaborativo a partir de ideas o necesidades que se identifican en el mundo que nos rodea. También incide en el desarrollo de habilidades en gestión y organización: la planificación adecuada de lo que se quiere hacer, teniendo en cuenta una serie de condiciones y tomando decisiones, en un entorno concreto, y debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse cuando sea ​​necesario.

A lo largo del curso, los alumnos de la optativa de 4º ESO hacen un par o tres de proyectos que ellos mismos deciden, gestionan y organizan. Ya hace un par de años, los alumnos propusieron editar un libro y venderlo por Sant Jordi para recaudar dinero para el viaje de fin de curso, etapa y, en este caso, también de escuela.

Los 25 alumnos de este año, también han querido hacer un libro. Ellos deciden el tema y nunca es fácil llegar a un consenso: primero que aprenden. Debatieron temas como el cambio climático, el bullying, el feminismo... y ante el desacuerdo, encontraron la solución: Solidaridad a todos estos temas.

Es un proyecto transversal para que una vez han decidido la tipografía de letra, la estructura y todo lo que hace referencia al diseño del libro, preparan una presentación por el resto de profesorado y alumnado de 4º ESO, porque desde cada asignatura trabajen el tema o temas más adecuadas. El resultado es el libro 'Solidaridad, somos solidarios?', Donde podemos encontrar poemas, relatos y microrrelatos en diferentes lenguas y temáticas específicas como la mujer y la ciencia o la investigación científica trabajadas desde cada materia.

Este año, han querido ir más allá y añadir al final de cada capítulo la información de aquellas entidades y organizaciones, con códigos QR, que ayudan estos colectivos o tratan estos temas y ponerlas más al alcance de la solidaridad del lector.

Según las capacidades y habilidades de cada alumno deciden y se distribuyen ellos mismos las tareas y trabajan en grupos: coordinadores (programan los trabajos en el tiempo y coordinan los grupos); los más indagadores (hacen búsquedas de información); diseñadores (deciden tipografía, estructura y hacen la maquetación); los comunicadores (presentan el proyecto al resto de alumnos y redactan los escritos), los contables (hacen el presupuesto completo del proyecto en caso de que se hubiera editado y obtenido beneficios).

El confinamiento nos sorprendió a medio proyecto. Apenas, habíamos cerrado el plazo de presentación del contenido del libro y nos quedaba mucho recorrido por hacer y sin un objetivo claro. Fue un momento difícil y de desánimo por los alumnos, no sólo porque veían tambalearse el proyecto, sino por la situación general y, con todas las particularidades, que vivían en su entorno. Pero surgió la madera de emprendedor: saber resolver las dificultades, encontrar soluciones a los retos, empuje y un objetivo: ser solidarios! Tenían claro que los proyectos emprendedores surgen de las necesidades y vieron que había que reconducir el proyecto y adaptarlo para poder recaudar dinero para ayudar a los demás. Cuando escogieron el tema del libro nunca hubieran pensado que acabaría siendo su objetivo final: ser solidarios. Sólo había que decidir cómo venderlo y en qué entidad dar los beneficios. Ellos mismos propusieron y decidir finalmente hacerlo a través de la Obra Social de San Juan de Dios.

Hacer el proyecto ha sido un aprendizaje enriquecedor y las circunstancias, a pesar de no ser las deseables, han aportado conocimientos y valores muy positivos a los alumnos. Ahora, sólo esperan ver que su solidaridad se suma a la de muchas otras personas.

Producto añadido a la lista de deseos